Ser padres es una aventura llena de cambios y cuidados en la que aprendemos a conocer a nuestros bebés. Una de las etapas presentes es el periodo de ablactación y erupción dental que puede darse desde los 4 meses hasta los 2 años.

La Dra. Gabriela Tencio, quien es odontopediatra nos habla de esta etapa, donde los niños empiezan a experimentar ansiedad, picazón en las encías y la fase oral de chupar dedo o meterse la manitas a su boca; indicándonos que están en un proceso de exploración, conociendo los colores, los sabores y las texturas. 

La ablactación se caracteriza por ser el inicio de la alimentación en el que hay un estímulo sensorial. No solo comemos con el gusto, también lo hacemos con el olfato, la vista y el tacto.

Los mordedores ayudan a estimular en los bebés esta etapa para que cuando inicien a consumir alimentos estén familiarizados con llevarlos a su boca, también les ayuda a manipularlos y conocerlos.

¿Qué cuidados debemos tener en esta etapa?

-No es recomendado el uso de medicamentos para este periodo. Pero sí se pueden utilizar geles, siempre y cuando sean naturales para evitar alergias.

-Es importante saber que existen gérmenes buenos que equilibran el sistema de defensas en la parte oral de los bebés, por lo que resulta importante que esto quede ahí. Iniciamos a limpiar las encías en la ablactación o al iniciar la detención.

-Los dientitos se lavan con cepillo de dientes y pasta dental con flúor, no se recomienda gasas para limpiar dientes ni encías.

-Los helados de leche materna o fruta y agua funciona para aliviar la salida de los dientes.

En el periodo de erupción dental, es común que el bebé requiera aliviar las molestias o dolores que pueda presentar en esta etapa y para eso están los mordedores Oli&Carol los cuales cumplen las siguientes características:

-Hechos de caucho 100% natural, extraído de un árbol llamado Hevea Tree.  

-No tienen agujeros, evitando el paso del agua y la creación de bacterias

-Son productos perfectos como juego sensorial, naturales, higiénicos y biodegradables

-Se pueden utilizar en la bañera, son fáciles de agarrar y muy seguros

-Pintados a mano con pigmentos naturales alimentarios

-Certificados por Bureau Veritas como productos respetuosos con el medio ambiente y no tóxicos

¿Cómo se deben almacenar y cuidar los mordedores?

-La Dra. Tencio recomienda guardarlos en una bolsita dentro del refrigerador.

-Si se deja en un lugar húmedo se puede enmohecer. 

-Limpiar con agua, jabón y un paño húmedo. No esterilizar.



¡Queremos que vos y tu bebé estén bien!