Los alimentos juegan un papel importante en cuanto a prevención de cáncer se refiere y la Dra. Amanda Campos, visitadora médica de laboratorios RAVEN, nos cuenta cuáles nos ayudan y cuales debemos prevenir.

En primer lugar es importante que sepás que el cáncer es la segunda causa con más muertes en el mundo y que algunos tipos de cáncer se pueden curar evitando la muerte.

Hay que conocer los factores de riesgo entre los cuales están: la ingesta regular del alcohol, la edad, una dieta desbalanceada, un descontrol hormonal, la obesidad, la exposición a los rayos solares, el tabaco y el estrés son los más comunes.

Ahora conozcamos los antioxidantes: son un componente que nos ayuda a lidiar contra la oxidación celular, retrasando el envejecimiento y disminuyendo el riesgo de enfermedades como el cáncer.

Nos amplían la expectativa de vida y nos ayudan a vernos y sentirnos mejor. Los podemos encontrar en el ajo, en los arándanos, el tomate, la zanahoria, los granos enteros como avena, cebada, el brócoli, el pan y la pasta integral.

¿Cuáles alimentos aumentan el riesgo de cáncer? Las carnes rojas, los embutidos, los alimentos altos en sodio y los lácteos.

El Vitenol estimula el sistema inmunológico, la producción de colágeno y aporta antioxidantes al cuerpo. Pensando en una vida a largo plazo, lo mejor de todo es que aporte antioxidantes diariamente, podés adquirirlo una vez al mes aquí.

¡Queremos que estés bien!