Los anticonceptivos hormonales tienen muchos beneficios, no solo se toman regularmente para evitar o disminuir el riesgo de embarazo, sino también pueden funcionar para aliviar los problemas asociados a sangrados, ovarios poliquísticos, endometriosis, fuertes dolores menstruales, menstruaciones irregulares y a la vez mejorar la piel,  el cabello, la seborrea, hirsutismo (crecimiento de vello en las mujeres) y el acné.

La Dra. Adriana Sánchez nos habla sobre este tema y los diferentes anticonceptivos que se pueden elegir.

Existen las anticonceptivas combinadas: contienen estrógenos y progesterona en la misma pastilla.

En ciclo menstrual natural tenemos dos fases separadas por el momento de la ovulación: una primera fase que se caracteriza por el aumento de la hormona folículo estimulante y una segunda fase que se caracterizada por el aumento de la hormona luteinizante y la progesterona. Con la pastilla se logra manipula el ciclo menstrual para evitar el embarazo.

¿Cómo elegir un anticonceptivo?

Lo primero que debemos considerar es que sea eficaz, seguro, fácil de utilizar y pensar en los beneficios que nos va a traer el mismo.

Es importante tomar en cuenta las contraindicaciones, ejemplo, medir factores de riesgo como: soy una persona fumadora, con hipertensión, diabética, o paciente cardiovascular; mismo que impide ser candidata al uso de anticonceptivos hormonales. Otras enfermedades como cáncer o cirrosis así como los problemas neurológicos, se debe valorar el tipo de anticoncepción a utilizar antes de tomarlo, es por eso que se recomienda antes visitar al ginecólogo para una adecuada recomendación.

Efectos secundarios:

En los tres primeros meses de toma de anticonceptivos se pueden presentar síntomas leves ligados al dolor de cabeza, malestar estomacal, dolor en las mamas y nauseas. Lo cual es normal y tienen a desaparecer al cuarto mes. Esto porque el cuerpo está acostumbrándose al medicamento.

Es importante recalcar que para que los efectos de las pastillas se comiencen a dar debemos esperar al cuarto ciclo que es donde se comienzan a evidenciar estos efectos.

Otro de los beneficios de las pastillas anticonceptivas es que disminuyen el riesgo de sufrir trombosis. Estadísticamente el riesgo que tienen las mujeres es 1 a 5 por cada 10.000 mujeres por año, con el embarazo aumenta la estadística de 5 a 20 mujeres y en el post parto y periodo de lactancia aumenta de 40 a 65 por cada 10.000. Es importante conocer estos números ya que una mujer que toma anticonceptivos puede disminuir esta cifra de 9 de 10.000 mujeres en promedio.

La Dra. Recomienda el uso de las anticonceptivas que tienen dienogest, ¿qué es el dianogest?  Es uno de los métodos anticonceptivos reversibles más fiables, actúa en las células de los ovarios y el útero ayuda a controlar acetato de ciproterona que controla el acné y la presencia excesiva de vello en las mujeres.

Pese a los múltiples beneficios que encontramos en la toma de anticonceptivos, es importante que antes de iniciar, suspender o cambiar de medicamento consultés a tu ginecólogo o ginecóloga.