Si sos paciente diabético tenés que saber que estás más propenso a que tu piel se lastime, se reseque y tienda a agrietarse. Por eso la Dra. Laura Hernández, visitadora médica de Laboratorio Raven nos habla de los cuidados de la piel para evitar estas molestias.

En los diabéticos disminuye la capacidad de respuesta ante el ataque de hongos y bacterias en la piel y pueden presentarse los siguientes padecimientos en caso de que no se cuide correctamente: dermatopatía diabética que se caracteriza por presentar manchas rojas, comezón y aunque no duele estéticamente la zona puede verse como descuidada.

También puede presentarse la piel amarilla cuando los niveles de azúcar están arriba de lo normal y esto puede llevar a la pérdida de colágeno. Además puede haber presencia de ampollas, enrojecimiento, grietas, dolor, manchas en la piel, comezón y otras molestias.

Es importante establecer rutinas y cuidados específicos para la piel pero inicialmente es primordial mantener los niveles de azúcar controlados, tomar sus medicamentos como lo estipula su doctor y mantener revisiones periódicas con su médico de cabecera.

De manera secundaria pero con el mismo nivel de importancia mantener el aseo personal, un cuidado extra cuando se secan las axilas, ingle y el cuello ya que son pliegues que guardan humedad. Los productos que se recomiendan son jabón neutro y crema humectante.

Una recomendación es la crema Vitamina E: muy útil para el cuidado diario de la piel en el paciente diabético que funciona como antioxidante y fotoprotector. Estudios han demostrado que la vitamina E se absorbe sustancialmente en la piel ejerciendo humectación y rehabilitación. La textura es suave y muy fácil de aplicar.

Visitar al médico ante cualquier cambio en la piel.

También tomar medicamentos como el Diabex XR: contiene metformina de liberación prolongada. Asegura un buen control de los niveles de azúcar, permitiendo al paciente tener un buen control de su padecimiento con su ingesta diaria. No tiene gluten ni lactosa, ofreciendo mayor tolerancia a nivel gástrico. De esta manera el paciente puede llevar su vida con mayor tranquilidad.

¡Queremos que estés bien!