El Dr. Alejandro Villalobos Castro nos habló en nuestro Fischel Live, de un tema muy interesante: SEXUALIDAD FEMENINA Y ANTICONCEPCIÓN.

Algo importante que debemos saber, es que la sexualidad femenina puede ser influenciada por sus hormonas, pero principalmente por otros factores, entre los que los EMOCIONALES suelen ser los más fuertes.

Es decir, que la respuesta sexual de la mujer no solo obedece a los picos hormonales que se producen en el momento de la ovulación.

Para una vida sexual plena, la mujer debe sentirse en sintonía con su pareja, debe existir complicidad, bienestar emocional entre ellos.

Los problemas que la afectan emocionalmente, le impiden tener una respuesta sexual adecuada.

Sin embargo, otro de los factores importantes, son las hormonas.

Durante el ciclo natural, la mujer produce hormonas en diferentes momentos a diferentes concentraciones.

Cuando la mujer está cerca de la ovulación, 24-36 horas antes de que ovule, normalmente se produce un pico de hormonas de estrógeno, que libera una hormona responsable de provocar la ovulación y en ese proceso de ovulación se liberan también hormonas de tipo andrógeno.

Estas hormonas de tipo andrógeno, se producen en mucho menor cantidad que las que produce el hombre, pero estas hormonas están ligadas muy estrechamente con el deseo sexual.

Es por esto que durante el proceso de ovulación, la mujer incrementa su deseo sexual,  esto es natural para provocar la procreación.

Así es como vemos que las hormonas si juegan un papel en el deseo sexual de la mujer.

No el principal, pero sí.

¿Qué otros factores pueden afectar la líbido femenina?

-La menopausia. Ya que la producción hormonal cae a 0.

-El uso de anticonceptivos hormonales que evitan la ovulación.

Los anticonceptivos hormonales ya sean inyectados, orales o anillo vaginal, cuyo mecanismo de acción sea bloquear la ovulación, definitivamente impactan en la sexualidad femenina.

¿Todas las pastillas anticonceptivas disminuyen el deseo sexual?

Sí, pero no todas a la misma intensidad.

 

Las pastillas anticonceptivas como término general, actúan inhibiendo la ovulación. Esto lo hacen conteniendo dos tipos de hormonas: Estrógeno y progestina.

Lo que diferencia a un anticonceptivo de otro, es la progestina. La progestina le da la identidad al anticonceptivo oral y dependiendo de la que se utilice, se buscan efectos colaterales benéficos.

Por ejemplo hay progestinas que ayudan a tratar el acné,  piel grasosa y seborrea. Otras para disminuir los sangrados abundantes o el Síndrome Pre Menstrual.

¿Y cuál progestina no afecta tanto el deseo sexual?

El ACETATO DE CLORMADINONA, que lo encontramos en las pastillas anticonceptivas: BELARA.

Es una progestina que por un efecto que tiene a nivel cerebral, no afecta la líbido en el mismo grado que lo hacen otros anticonceptivos orales.

Esto es una buena noticia para quienes quieren mejorar su deseo sexual.

La anticoncepción oral ha hecho un antes y un después en la vida de la mujer al separar la maternidad de la sexualidad. Los efectos de pérdida de deseo se pueden mejorar al usar pastillas con acetato de clormadinona.

¿Hay alguna otra forma de hacerlo?

Utilizando métodos anticonceptivos que no bloqueen la ovulación, como los preservativos o dispositivos de colocación intrauterina.

 

Muchas gracias al Dr. Alejandro Villalobos por tan importante información que sin duda mejorará la calidad de vida sexual de las mujeres que puedan estar pasando por esta situación.

Podés encontrar los anticonceptivos BELARA en todas nuestras Farmacias Fischel o por medio de Fischelenlinea.com, llamando al 800 800 4000 – WA 8654-0000 con envío gratis y sin monto mínimo de compra.