EL EJERCICIO EN NUESTRA VIDA


Desde que tenemos uso de razón escuchamos a los médicos, profesores, familiares y amigos recomendarnos hacer ejercicio.

A algunas personas les sale de forma natural querer ejercitarse y lo hacen de manera espectacular. Pero también están los otros, los que tienen tenis solo por look.

Con los años, la vida nos va mostrando que aquellos que se ejercitaron, no solamente se ven mejor, también tienen una calidad de vida superior y muy probablemente una vejez mucho más activa y con menos enfermedades.

¿Pero qué tanto ejercicio debemos hacer?

Las recomendaciones médicas actuales, dicen que un adulto sano debería realizar al menos 150 minutos de ejercicio a la semana. Es decir, 30 minutos de ejercicio, 5 días de la semana. ¡NO es tanto!

Las actividades que podemos hacer en ese tiempo, podrían ser: Nadar, caminar, andar en bicicleta, bailar, trotar ¡Lo que más nos haga sentir ganas de movernos!

Las personas que se ejercitan con regularidad, saben muy bien que el ejercicio les ayuda de múltiples formas.

Por ejemplo, se mejora la resistencia, se regulan las cifras de presión arterial, se incrementa o mantiene la densidad ósea, controla el peso, aumenta el tono y la fuerza muscular, mejora la flexibilidad y nos quita esa horrible sensación de fatiga.

Además nos sentimos mucho mejor, nos relaja, nos aumenta la autoestima y sirve perfectamente para salirnos del estrés diario porque es un rato solo nuestro.

Ahora en modo pandemia, como dice el ministro, debemos realizar ejercicios en individual, y preferiblemente en casa. ¡Mantengamos el movimiento, pero adaptémoslo a este nuevo estilo de vida!