La Dra. Viviana Meza es especialista en rinosinupatías y también es Terapeuta Respiratorio, actualmente ejerce función de visita médica y KAM del Laboratorio NeilMed

Estuvimos conversando con ella sobre los lavados nasales en nuestro Fischel Live y te traemos un resumen de esa transmisión.

¿Qué son los lavados nasales?

Algunas personas le tienen miedo a los lavados nasales porque los confunden con otros sistemas, pero no hay que temerles ya que ellos vienen a solucionar muchos malestares asociados a la congestión que las personas están experimentando en sus casas por múltiples motivos, algunos pueden ser los cambios abruptos del clima, el polvo del Sahara y por supuesto por los virus respiratorios de la época. 

Las guías clínicas dicen que lo más sencillo para aliviar a las personas que están experimentando congestión nasal, es una irrigación, ahí es donde un lavado nasal viene a dar solución.

Un lavado nasal es agua con sal, pero una sal medida con un alto grado de pureza.

Esto se encargará de limpiar todo el moco y las impurezas que nos desencadenan la congestión

 

¿De donde sale la congestión?

La congestión está relacionada con el término rinosinupatía

Rino: nariz

Sinu: senos

Patía: enfermedad inflamatoria

Esto quiere decir que la mucosa, que es el  revestimiento dentro de la nariz, la faringe y los senos paranasales está inflamada y de ahí el malestar.

Esta situación afecta la calidad de vida, de sueño, de concentración, deportiva, el nivel académico, y en realidad afecta todo porque al no poder respirar bien, todo se ve afectado.

¿Qué provoca una rinusinopatía?

Varios factores como: El polvo, un perfume, aire acondicionado, polen, ácaros, caspa de animales, estrés u otros. 

¿Cómo debe ser un lavado nasal?

-Con productos naturales, ya que si usamos uno que contenga preservantes, estos van a paralizar los vellos de nuestra nariz o sea al sistema mucociliar que es el encargado de barrer las impurezas y la mucosidad albergada dentro de la nariz de forma orgánica o natural, si estos se paralizan empieza un acúmulo que no lleva solo a congestión sino también a infecciones.

-La frecuencia debe ser diaria, así vamos a eliminar todo lo que nos provoca congestión y que recolectamos durante el día como la polución, el polen, el polvo, los ácaros, el pelo de las mascotas y hasta alguna fragancia en especial que nos provoca alergia como un perfume o un químico con el que se limpia. Estar expuestos a aires acondicionados también nos puede provocar congestión y resequedad nasal o bien un efecto de compensación que genere exceso de mucosidad.

En cuanto a lavados nasales en nuestro país solo hay una marca y ésta es  avalada por la FDA. Se trata de SINUSRINSE, este lavado nasal además de ser natural, es muy seguro, económico, sencillo de usar, apto para niños y adultos y fácil de encontrar.

¿Qué es lo que hace?

El SINUSRINSE trabaja con cloruro de sodio y bicarbonato, estas dos sales  aceleran dentro de la nariz la ósmosis, proceso encargado del paso del líquido a través de una membrana.

Ese líquido es el moco, por lo que el lavado lo que hará es extraerlo para desinflamar y así aliviar la congestión, además sus componentes poseen propiedades mucolíticas y antisépticas. 

Cualquier persona de cualquier edad lo puede hacer, al ser una solución natural  no va a representar riesgos ni a tener interacciones con otros medicamentos o diagnósticos que presente el paciente.

Incluso si utilizamos dos sobres, vamos a obtener una solución hipertónica y esto hace que se disminuya en un 35% el contagio de virus respiratorios.

Recientemente se obtuvo un estudio de Escocia de La Intervención viral de Edimburgo y Lothians (ELVIS) donde toman como una alternativa terapéutica estos lavados salinos hipertónicos para disminuir la intensidad y la frecuencia de los síntomas del COVID-19 en los pacientes asintomáticos.

¿Cómo se prepara?

-Se completa el recipiente hasta la línea marcada con puntos, con agua hervida, filtrada o estéril. ¡No de tubo! Ya que  puede tener gérmenes microscópicos que desarrollen infecciones de alto riesgo para el paciente.

MUY IMPORTANTE esto del agua, además es preferible que sea con agua tibia, no fría.

-Incorporamos el sobre al agua y mezclamos. 

Al inicio debemos comprar el kit que trae la botella y los sobres con las sales. Luego podremos comprar solo los sobres con las sales, ya que la botella nos puede servir por tres meses más.

¿Cada cuánto debo hacer el lavado?

El ideal sería hacerlo dos veces por día, durante mínimo un mes. De esta manera, barreremos de manera sostenida todo lo que nos generaba la congestión.

Se puede hacer en niños y adultos. Debe aclararse esto a la hora de comprar la botella, ya que las botellas de los adultos son de 240 ml y la de los niños de 120 ml y por tanto la concentración de los sobres con el polvo también varía.

¿Cómo es la técnica?

Se coloca la botella contra la fosa nasal y se sostiene con la mano en forma de pinza. 

Se presiona hasta tocar la manguerita blanca que se encuentra en el medio. Esto va a hacer un disparo de 60 ml.

Al hacerlo, debemos abrir la boca y decir AAAAAAA, para así no tragar el lavado y evitar que se nos tapen los oídos. 

Debemos hacerlo en cada fosa nasal y luego repetir. Es decir, se hace dos veces por fosa, pero de manera alternada. 

El líquido entrará por uno de los lados de la nariz, y saldrá por la fosa contraria luego de barrer los senos paranasales. 

Un lavado nasal, es una botella completa.  Se puede hacer dos veces al día.

Al terminar se lava la botella con agua caliente y se deja secar en un sitio ventilado.

No hay efectos adversos, reacciones secundarias, ni interacción con otros medicamentos. 

Si están utilizando otros medicamentos para alergias o congestiones, se pueden combinar y así potenciar el efecto.

¿Cuántos sobres se aplican en la botella?

Eso depende del tipo de congestión.

1 SOBRE. Crea una solución isotónica que lava y lubrica.

Esto ayudará a aliviar una congestión leve, rinitis, alergia o resfriado leve. También para cuando nos estamos adaptando a los cambios de clima o por higiene nasal diaria, es la forma idónea que deben mantener los pacientes con cirugías de nariz por el resto de su vida.

 

2 SOBRES. Crea una solución hipertónica que seca y desinflama.

Se usa en casos más severos de mucosidad como la sinusitis,  gripes fuertes con exceso de flemas y mocos, o infecciones respiratorias.

Para estos casos también hay versión spray y pediátrica como complementos.

Los errores comunes son:

 

-Hacerlo con la boca cerrada y tragar el producto. En caso de que esto ocurriera no pasa nada, pero no es confortable.

-Los lavados nasales a veces se confunden con los sprays nasales que son completamente otra cosa ya que no tienen la capacidad de disparar la cantidad de líquido de los lavados y por lo mismo no limpian tan profundamente. Los sprays pueden ser un complemento al lavado o para una rinitis muy leve. Un lavado nasal abarca toda la cavidad mucosa hasta faringe y senos paranasales, un spray actúa únicamente en las fosas nasales. 

 

Es muy importante entender cuáles son los productos necesarios para cada situación individual, pero eso es algo con lo que nuestros regentes de Farmacia Fischel ayudarán con mucho gusto.

No hace falta que la calidad de vida se disminuya por congestiones que tienen solución.

¡Vení a Fischel, queremos que estés bien!

 

Muchas gracias a la Doctora Viviana Meza por toda la explicación y a todas las personas que se conectaron ese día o que ahora están leyendo la nota.

Compartí esta nota, contános quien en casa padece de esta situación y participá por un bolso con los productos de los que habló la Dra. Meza de NeilMed.