NO  A LA HIPERTENSIÓN

¿Sos hipertenso? ¿Tenés en tu casa familiares hipertensos? Ahora más que nunca la hipertensión se convierte en una gran enemiga que hay que mantener a raya ya que es uno de los factores de riesgo para que el COVID-19 empeore.

¿Por qué se desarrolla la hipertensión? 

Podrías resultar hipertenso por varios motivos como: Sedentarismo, obesidad, tabaquismo, alcoholismo y factores hereditarios, entre otros.

La persona que es diagnosticada con hipertensión sabe que es algo con lo que no se puede jugar y por lo tanto el control y su tratamiento de la presión serán en adelante muy importantes para no desarrollar diversos problemas que pueden afectar su vida de forma significativa. 

¿Qué podría suceder?

Una persona hipertensa que no se toma sus medicamentos o que nunca se enteró de su hipertensión podría desarrollar enfermedades en el corazón, tener accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, y problemas en sus ojos, entre otros. 

Es decir, que una persona hipertensa que no está controlada podría morir de un ataque al corazón, por poner un ejemplo.

Si sos hipertenso, sabés que necesitás seguir al pie de letra el tratamiento y las recomendaciones del doctor.

Si no sos hipertenso, entonces luchá por mantener esa enfermedad alejada de tu vida.

¿Cómo?

     - Teniendo una dieta saludable y balanceada.

     - Realizando ejercicios al menos tres veces a la semana.

     - Manteniendo a raya el tabaco y el alcohol. ¡Nada de excesos!

     - Realizando chequeos, para estar seguros que la presión se mantiene en rangos normales. Es decir en 120-80.

El estrés diario también podría afectar la fuerza con la que la sangre llega a tus arterias.

¡Pobres arterias golpeadas, pobre corazón esforzándose más de lo debido, pobres de nosotros con una enfermedad tan peligrosa!

¡¡NO MÁS, A CUIDARSE SE HA DICHO!