Durante todo el año debemos protegernos de los rayos del sol, pero sin duda durante el verano nos exponemos aún más a ellos por los paseos al aire libre.

El sol es fuente de Vitamina D, por lo que tampoco debemos evitarlo del todo, pero sí protegernos, principalmente en las horas de mayor radiación solar, como lo son de las 10:00 a.m a las 4:00 p.m.

En esas horas lo mejor es permanecer bajo la sombra y utilizar protector solar, sombreros, blusas, sombrillas y lentes de sol.

Además debés conocer información importante como:

¿Qué es el FPS?

El FPS es el número que traen los bloqueadores solares, este nos indica el tiempo que podés estar expuesto al sol, sin quemarte.

Esto depende del tipo de piel que tengás.

Por ejemplo: Sin protector solar tardás en quemarte 10 minutos. Con FPS de 25, tardarías 250 minutos ¡Esto es más de 4 horas!

Te recomendamos usar protector solar con FPS mayor de 15 todos los días, así esté nublado o llueva.

Algo muy importante, es que debés aplicarte el protector 20 minutos antes de exponerte al sol y re aplicarlo  entre 1.5 horas y 2 horas después, en especial si sudaste o te mojaste.

¿Cuánto debés aplicar?

Lo recomendado es aplicar por lo menos 30 ml, que vienen a ser como dos cucharadas para todo el cuerpo. No olvidés aplicarte en orejas, cuello, manos y nariz.

Veamos paso a paso la forma correcta de aplicar el protector solar:

1. Aplicá sobre piel seca, 20 minutos antes de exponerte al sol.

 

2. Aplicá de forma generosa en tu cuerpo. Iniciando de arriba hacia abajo, esto porque las zonas superiores están más expuestas.

No te olvidés de manos, cuello, orejas, codos, pies y cuero cabelludo.

3. Aplicá masajeando en círculos y con los dedos juntos, de esta forma es más sencilla abarcar zonas más amplias.

4. La cara es una de las zonas más sensibles. Para garantizarte una buena protección, vertí unos 15 ml del protector solar facial  (una cucharadita) sobre la palma de tu mano y distribuí uniformemente sobre todo tu rostro.

¡Atención con la nariz! Suele ser de las partes que más se quema.

No olvidés reaplicarte el producto cada 2 horas, principalmente si tuviste contacto con agua, sudaste mucho o te secaste con el paño.

¡Protegete del sol y ayudá a tu familia a entender la importancia de hacerlo!

Los rayos solares no solamente nos queman la piel, también provocan envejecimiento prematuro y cáncer de piel.

Protegete de los rayos del sol con los excelentes productos de Banana Boat, pensados para tu protección y los de todos los miembros de tu familia.

Encontralos en todas nuestras Farmacias Fischel o por medio de Fischelenlínea.com, llamando al 800 800 4000 – WA 8654-0000 con envío gratis y sin monto mínimo de compra.