El Dr. Pablo Navarro, gastroenterólogo, es decir especialista en el Sistema Digestivo, nos habla sobre una enfermedad que ataca un órgano muy importante para nuestro cuerpo: el hígado.

Específicamente nos explicará todo acerca de la Hepatitis.

¿Qué es la hepatitis y qué afectaciones tiene?

La hepatitis es una inflamación en el hígado. Se detecta por medio de exámenes de sangre y se debe a varios factores como: consumo de alcohol, algunos medicamentos o alguna enfermedad viral que afecte el hígado.

Hepatitis A. El contagio es por agua contaminada o el incorrecto lavado de manos. Nunca se hace crónica y entre los síntomas se encuentran dolor abdominal agudo y el color de la piel se vuelve amarillento. El paciente por lo general se cura solo y no requiere tratamiento. El riesgo de complicación es bajo y una vez curada se puede donar sangre.

Hepatitis B y Hepatitis C. Es de transmisión parenteral, es decir, por medio relaciones sexuales sin protección, transmisión de madre al bebé en el nacimiento y consumo de drogas por intravenosa. En un escenario delicado, el paciente puede desarrollar cirrosis o cáncer de hígado.  El tratamiento de ambas ha progresado con el paso de los años, uno de ellos fue la vacunación, generalmente se realiza en recién nacidos.

En el caso de una mujer embarazada, se le suministra tratamiento durante su periodo de gestión para que no se transmita el virus al bebé cuando nace.

La vacuna de Hepatitis B muestra la proveniencia del virus evitando que dañe al cuerpo. Esta enfermedad puede ser más contagiosa que otros virus como el VIH y el periodo de cuarentena puede ser de hasta 6 meses y por eso es tan importante aplicarla.

Los tratamientos que se utilizan para atacar al virus de la Hepatitis B impiden que el mismo se replique para no dañar el resto del cuerpo. La mayoría de estos medicamentos son efectivos. Por lo general tiene pocos efectos secundarios y son dosis pequeñas, aunque es a largo plazo.

Existen pacientes asintomáticos y por eso es importante tomar otras medidas como el uso de condón al mantener relaciones sexuales si se tiene con distintas personas.

Entre los síntomas podemos notar inicialmente: fiebre, fatiga, orina de color oscuro, cambio en el color de las heces, nauseas y vómitos repentidos, dolor articular y malestar abdominal.